Uro con cánido de Siega Verde

18,00

Representación de un gran bóvido, que parece ser el centro del panel, en cuyo interior aparece la figura de un cánido. Su datación se corresponde con el periodo Paleolítico.

Tipo de pieza: Pin

 

Descripción

El yacimiento está situado en torno al puente de  Siega Verde en el río Águeda, 15 km aguas abajo de Ciudad Rodrigo. Se extiende por los términos municipales de Castillejo de Martín Viejo, Villar de la Yegua y Villar de Argañán.
La estación rupestre fue descubierta científicamente por don Manuel Santonja Gómez, antiguo director del Museo de Salamanca, en el año 1988 en el transcurso de una prospección.
Se han  podido catalogar 94 paneles, con más de 500 representaciones principalmente: caballos, bóvidos y cérvidos. Algunos de los animales grabados, como renos, bisontes, etc.. hoy extinguidos, confirman su ubicación cronológica en el Paleolítico Superior.
El emplazamiento está dividido en tres áreas: norte, central y sur. La figura se encuentra en el área central, en un panel que pese a su irregularidad, y exfoliación, los grabados son fácilmente reconocibles gracias al contraste de su pátina amarillenta con el color gris de la roca. Destaca sobre el resto de las figuras, la representación de un gran bóvido, que parece ser el centro del panel, en cuyo interior aparece la figura de un cánido. Las otras representaciones son: algunas líneas grabadas, otro uro, algún cuadrúpedo incompleto, prótomo de caballo a la derecha, signo oval también en el interior del animal.  El uro mira hacia la izquierda del observador y está realizado mediante la técnica de piqueteado indirecto y continuo de inserción oblicua, de izquierda a derecha, salvo en las extremidades, grupa y cola que se han realizado de arriba a abajo.
Presenta una cabeza trapezoidal, con un ojo y un despiece lineal típico de hocico. La cornamenta está completa con dos cuernos sinuosos y filiformes en perspectiva correcta que parten de una nuca muy marcada. En ésta se detalla una oreja vagamente triangular, existiendo un trazo grueso exterior que podría corresponderse con otra.  El cuerpo consta de una curva cérvico-dorsal muy sinuosa, con la cruz marcada y una  grupa irregular. Posee los cuartos traseros completos, de los que parte una cola larga y levantada, con una pata en doble línea bastante prolongada en el interior del cuerpo, delineando el muslo. El vientre está completo, con un abultamiento sexual en su zona posterior. La figura se completa con una pata delantera en doble línea y también prolongada en el interior del cuerpo, formando el codillo, y con la zona cuello-pectoral, con ésta última ligeramente realzada. En la zona posterior del vientre existe un despiece  lineal que va desde la prolongación interior de la pata hasta la zona media del abultamiento sexual antes reseñado, reservando un espacio triangular coincidente con la zona genital. En cuanto a su tamaño, de largo sería un total de 94 cm.
La figura del cánido que parece ser un zorro o un lobo, mira hacia la izquierda, está también realizada mediante la técnica de piqueteado indirecto y continuo  de inserción oblicua, de izquierda a derecha, salvo en las extremidades y la grupa que se han realizado de arriba a abajo. Está situado dentro de  la parte interior del uro. Posee una cabeza alargada en la que se han representado un ojo y dos orejas, la primera vertical y filiforme y la segunda triangular y orientada hacia atrás. El cuerpo es muy largo, con un cuello más ancho que la zona ventral y de forma cilíndrica. Posee una pata delantera filiforme rematada por una pezuña conseguida mediante un engrosamiento de la línea piqueteada. La figura está dotada de sexo explícito, realizada mediante una línea perpendicular en la zona trasera del vientre, y se completa con los cuartos traseros, interrumpidos antes del arranque de las patas por una grieta, y una cola larga y levantada que sigue paralela a la misma grieta. La longitud del animal máxima son 40 cm.
Parece que el objetivo de los grabados era conseguir la percepción desde la distancia. Muchos de los grabados, apuntan al sugerente planteamiento de considerarlos como “marcadores territoriales” en momentos premagdalenienses.

Documentación:
1.- Conoce Siega Verde, Arte Paleolítico al aire libre. Autores  Carlos Vázquez Marcos y Javier Angulo Cuesta.
Centro de Estudios Mirobrigenses Excmo. Ayuntamiento  de Ciudad Rodrigo. Pags:103-104
2.- Memorias. Arqueología en Castilla y León 16. Arte paleolítico al aire libre. El yacimiento rupestre de Siega Verde, Salamanca. Págs: 108-109. Javier Alcolea González y Rodrigo de Balbín Behrmann.
3.- Guía de visita. Yacimiento rupestre de Siega Verde. Villar de Argañán, Salamanca. Junta de Castilla y León.

Información adicional

Dimensiones 2.3 × 1.2 cm
Materiales

Periodos

Temática

Tipo de pieza